Logo Ollin A.C.

8 noviembre, 2017 ¿El involucramiento de los jóvenes en el sismo también se ve reflejado en tu empresa? Publicado en: La fuente

sismo jovenes

Por Stefan Scharnagl

Durante los últimos años hemos visto a las empresas, principalmente en sus áreas de Recursos Humanos, enfrentarse al reto de incorporar y retener a la generación millennial. Los mecanismos de reclutamiento y las estrategias de retención de talento no han sido tan exitosas como lo eran con generaciones anteriores. Esta situación generó durante varios años la necesidad de elaborar estudios para entender a los millennials. Sin embargo, una gran parte de éstos crearon estereotipos negativos sobre esta generación. Por ello, muchas personas asocian a estos jóvenes que tienen entre 20 y 35 años de edad como apáticos, flojos, poco comprometidos, adictos al celular y dependientes de las redes sociales, entre otras cualidades negativas. Esta caracterización fue ampliamente aceptada, ya que muchas empresas observaron un aumento en la rotación de sus empleados y problemas para reclutar el talento al que estaban acostumbrados en el pasado.

A raíz del sismo del 19 de septiembre de 2017 estos estereotipos fueron cuestionados tras la reacción de los jóvenes que salieron a la calle a ayudar en la medida de sus posibilidades. El asombro de las otras generaciones se vio reflejado en los títulos de las notas de revistas y periódicos que relataban lo que se observaba en las calles de la Ciudad de México. Algunos ejemplos son el de la revista Quién con el artículo “El mito de los millennials que se terminó con el sismo del 19 de septiembre” o la de El Economista “Millennials, la fuerza de México tras el nuevo 19-S”. Este sismo demostró que los jóvenes tienen la capacidad de organizarse eficientemente en cuestión de horas, de desarrollar aplicaciones necesarias para solucionar problemas en momentos de crisis como #Verificado19S y demostrar su compromiso con la causa, entre muchas otras acciones positivas y que fueron muy bien documentadas.

¿Esto debió sorprendernos? Realmente, no. En el 85 los jóvenes también salieron a las calles para ayudar a rescatar a personas que se encontraban atrapadas bajo los escombros y también se organizaron a pesar de las limitaciones tecnológicas de la época. La única diferencia es que en este nuevo sismo existía un prejuicio sobre toda una generación que hacía pensar que esta vez los jóvenes no iban a salir a ayudar por su apatía y falta de compromiso. Algunos hasta se iban al extremo de pensar que porque algo así no se soluciona desde el celular, no íbamos a actuar. Esta concepción errónea es la que hizo que la respuesta de los millennials fuera algo que sobresaliera en esta crisis, a pesar de que para los que formamos parte de esta generación lo considerábamos como un hecho que así reaccionaríamos. Es decir, ahora vimos la verdadera cara de esta generación que estaba oculta detrás de un telón de juicios mal fundamentados.

Entonces, la gran pregunta es ¿por qué las empresas no han logrado capturar estas actitudes de los jóvenes en el ámbito laboral y por el contrario se ven afectadas por comportamientos opuestos a los que vimos durante los días posteriores al sismo? El cambio de paradigma que surgió en esos días nos hace reflexionar sobre los procesos actuales de las empresas y si realmente se están actualizando sus procesos de Gestión de Talento a las nuevas generaciones. Antes, simplemente se asumía que el problema eran los millennials, pero ahora nos tenemos que cuestionar si las empresas están haciendo los cambios necesarios para obtener las actitudes correctas de parte de ellos dentro del ámbito laboral o si más bien se encuentran en su zona de confort y por ello no se abren al cambio.

Si bien existen muchas acciones que las empresas podrían hacer para lograr un mayor involucramiento de parte de los jóvenes, una de las acciones que pueden implementar es la creación de programas de responsabilidad social corporativa que sean co-creados con los mismos jóvenes que colaboran en la empresa, para que estas iniciativas estén alineadas a las causas en las que ellos creen. Esto será particularmente importante en los próximos años, ya que la sociedad civil organizada va a necesitar mucha ayuda en la etapa de reconstrucción de nuestro país y los jóvenes estamos conscientes de ello. 8 de cada 10 Millennials en México dicen que para ellos es importante trabajar para un empleador que es socialmente responsable y que está alineado a sus valores. Como hemos visto, la reconstrucción será una causa cercana a esta generación y también para la Generación Z que vivió el terremoto de cerca. Las empresas que participen de manera seria y activa en esta etapa de reconstrucción y que permitan la participación de sus colaboradores en esos procesos, tendrán más facilidad para atraer y retener al mejor talento.

Comentarios

Tagged: , ,