Logo Ollin A.C.

20 febrero, 2019 Nuevos partidos políticos: el pluralismo como expresión de la democracia Publicado en: La fuente

Por David Ortega

El pasado 31 de enero culminó el plazo dispuesto por el Instituto Nacional Electoral (INE) para notificar la intencionalidad de convertirse en partido político nacional a diversas organizaciones y agrupaciones políticas que así lo deseen. Hasta las 18:00 horas de dicho día se manifestaron 106 organizaciones y/o agrupaciones políticas que tramitaron su participación en el proceso, poniendo a disposición de éstos la aplicación móvil para que puedan obtener los apoyos requeridos, que constan de 200 asambleas distritales con un mínimo de 300 afiliados, o 20 asambleas estatales con al menos 3 mil afiliados verificados por el INE.  

Diversos personajes políticos han declarado su intención de crear un partido político entre los que podemos encontrar a Fernando González y René Fujiwara yerno y nieto respectivamente de Elba Esther Gordillo con su proyecto Redes Sociales Progresistas; a Gabriel Quadri de la Torre con “Cambiemos”; y el de Margarita Zavala y Felipe Calderón con Libertad y Responsabilidad Democrática (LIBRE). Estos últimos son los que han recibido más reflectores dentro de la opinión pública durante los días que han transcurrido.

De hecho, hace unas semanas en la plataforma change.org se creó una petición para impedir el registro de Mexico LIBRE como nuevo partido político. Hasta hace unos días la petición había recolectado más de 270 mil firmas para que el INE y/o el Tribunal Electoral del Poder Judicial negaran el derecho político de asociación de México LIBRE. 

Algunos de los comentarios hechos por los usuarios en la plataforma muestran un enojo y desencanto hacia los partidos políticos; mismos que denota la falta de credibilidad que tienen estos organismos políticos. La consigna principal: ¡No queremos más partidos políticos! 

¿Pero en realidad los partidos políticos son tan malos como nos los describen? Esto presupone un entendimiento erróneo del significado que tienen los partidos políticos en las sociedades democráticas de la actualidad. El enojo y desencanto hacia los partidos políticos ha generado connotaciones negativas sobre el espíritu que sostienen toda la teoría de dichas agrupaciones. Es decir, los partidos políticos como institutos que canalizan demandas sociales son benéficos para cualquier sociedad moderna sustentada en la democracia y la pluralidad. 

De hecho, los partidos políticos reconocen una participación ciudadana plural que coadyuva a la interlocución de las demandas, dado que “es vista básicamente como la intervención de diversos sujetos sociales y colectivos en los asuntos públicos para incidir en los procesos de la política pública en función de sus intereses, objetivos o valores específicos…” ¹

Esta intervención se define como una “valla al poder unilateral del Estado, construida desde las trincheras de la sociedad civil. Una sociedad civil vigorosa, con muchos y muy diversos actores actuando en la esfera pública, es capaz de incidir eficazmente en las políticas públicas en dirección de intereses bastante más amplios y y diversos…” ²

La propuesta debe de estar encaminada a mejorar los partidos políticos. A democratizar sus procesos, fortalecer sus mecanismos de transparencia, y vincular nuevamente las causas sociales que lo sustentan. Esta propuesta debe ser compartida por parte de los ciudadanos para tener una democracia más equitativa y eficiente, haciendo que la sociedad en su conjunto se integre a los beneficios que otorga la democracia.  

_______________

1 Canto Sáenz, Rodolfo. Participación ciudadana, pluralismo y democracia. Scielo, vol. 10 no.41. Puebla, mar. 2017. Link: http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1870-69162017000100054. Consultado: 18/02/2019. 

2 Íbid

Comentarios

Tagged: , , ,