Logo Ollin A.C.

15 mayo, 2019 ¿Qué pasa con el presupuesto participativo 2019? Publicado en: La fuente

Desde abril tendría que haber sido publicada la convocatoria para participar en el presupuesto participativo, pero el proceso continúa en el limbo. ¿La razón? Seguimos esperando la nueva Ley de Participación Ciudadana. 

El presupuesto participativo es la herramienta con la que cuentan todos los habitantes de la capital del país -incluidos jóvenes y niños – para proponer y votar sobre proyectos que mejoren su colonia. Actualmente el presupuesto participativo equivale al 3% del presupuesto total de cada alcaldía (antes delegaciones), y puede emplearse para proyectos de mejoramiento, mantenimiento, equipamiento de espacios públicos, construcción de inmobiliario y prácticamente cualquier idea que los habitantes propongan que mejore las condiciones de su barrio o colonia. Dentro de los proyectos más innovadores que se han realizado utilizando recursos del presupuesto participativo podemos encontrar: sistemas de captación de agua de lluvia, talleres de iniciación musical, gimnasio para personas con discapacidades físicas, huertos urbanos e inclusive orquestas juveniles.

Este año los recursos que se ejecutan en proyectos de presupuesto participativo ascienden a casi mil millones de pesos; sin embargo, la convocatoria para proponer proyectos a ejecutarse el próximo año se encuentra pausada por el Congreso capitalino en espera de un nueva Ley de Participación Ciudadana que mejore la planeación, contribución ciudadana, ejecución y transparencia de todo el proceso, pues el presupuesto participativo dista de ser perfecto. 

El Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara de Diputados Federal, advertía ya desde 2017 que “el abstencionismo, las fallas en materia de transparencia, los conatos de clientelismo vía la elección de los Comités Ciudadanos y la falta de eficiencia administrativa para cumplir con el dictado vecinal”, eran cuestiones que resolverse, pues este mecanismo en palabras del CESOP: “subsana un poco los estándares de nuestra democracia a nivel local”.

De acuerdo con la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, la nueva ley perfeccionará este mecanismo al modificar dos puntos claves del presupuesto: los proyectos que se pueden inscribir y la fórmula con la que se reparten los recursos. 

Si bien proyectos innovadores como los antes descritos son ejemplos de lo que se puede realizar con el presupuesto participativo, lo cierto es que en algunos casos esta herramienta se utiliza para subsanar servicios que las alcaldías tendrían que brindar como lo son alumbrado público, banquetas en buen estado o pavimentación de calles.  

“Como no había a atención suficiente de ciertas jefaturas delegacionales, el presupuesto participativo comenzó a solicitar cuestiones que deberían haber sido generadas por la propia alcaldía, por ejemplo, alumbrado público”, declaró la jefa de gobierno en conferencia de prensa el 30 de marzo de 2019.

El presidente de la Comisión de Participación Ciudadana del Congreso de la Ciudad de México, José Martín Padilla Sánchez, presentó el 14 de mayo la “Iniciativa con proyecto de decreto por el que se expide la Ley de Democracia Directa y Democracia Participativa de la Ciudad de México”, en la cual se incluyen los nuevos lineamientos del presupuesto participativo. 

La Comisión de Participación Ciudadana del Congreso difundió la ley que le fue turnada. El artículo cuarto transitorio establece que la consulta en materia de presupuesto participativo será convocada a más tardar la última semana de julio y la jornada electiva y de opinión se realizará a más tardar la última semana de noviembre. 

Dentro de los cambios notables se aprecia que se propone que el monto destinado al presupuesto participativo aumente del 3% al 5% del total de cada alcaldía. A su vez, las erogaciones de los proyectos “invariablemente se realizarán para las mejoras de la comunidad y de ninguna forma podrán suplir o subsanar las obligaciones que las Alcaldías como actividad sustantiva deban realizar”.

Los recursos dejarán de asignarse equitativamente por colonia, pues ahora de acuerdo con un índice elaborado por la Secretaría de Finanzas y la Secretaría de Inclusión de la Ciudad de México que tendrá como criterios: el índice de pobreza multidimensional, la incidencia delictiva, el tamaño de población y el hecho de si son pueblos originarios o rurales. 

De acuerdo con el artículo 126, los ciudadanos son ahora quienes ejecutarán las obras y estarán obligados a presentar la comprobación correspondiente por la erogación. 

Si todo sale acorde a lo establecido en la ley, este año no se quedará sin presupuesto participativo; sin embargo, no se debe dejar de mencionar que el proceso de formulación de este nuevo marco jurídico estuvo exento de la participación de ciudadanía y sociedad civil la cual exigió ser parte del diálogo. 

De igual manera, se debe hacer énfasis en el proceso de desinformación y poca transparencia que hubo durante todo el proceso; para ejemplificar, inclusive el mismo 14 de mayo en la gaceta parlamentaria apareció una ley de participación totalmente distinta a nombre también del diputado Padilla Sánchez, la cual en última instancia, no fue la que pasó a la comisión de participación. Si el gobierno – empezando por el poder Legislativo- está comprometido a empoderar a la ciudadanía en esta nueva etapa de la vida democrática de la ciudad, debería empezar por incluir a los ciudadanos en los procesos para formular nuevas leyes.   


1 El presupuesto participativo en la CDMX: un avance con pendientes. El caso de la delegación Cuauhtémoc, Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública, Marzo 2017

2 Buscan reformar presupuesto participativo, El Universal, 30 de marzo de 2019. Disponible en: https://www.eluniversal.com.mx/metropoli/buscan-reformar-presupuesto-participativo

3 Gaceta Parlamentaria #141 del Congreso de la Ciudad de México, 14 de Mayo de 2019, Disponible en: https://www.congresocdmx.gob.mx/category/comunicacion/gaceta-parlamentaria/

Comentarios