LA DEMOCRACIA DEL PLANETA

En esta mesa dialogamos acerca de la relación e importancia que tiene la democracia con temas de conciencia y cuidado del medioambiente, siendo esta edición 2022 la primera donde este tema es abordado en la Semana de la Democracia.

Contamos con la participación de Melina Bravo , líder de Planeta y Clima en Ashoka; Claudia Brindis , experta y facilitadora continental en Armonía con la Naturaleza de Naciones Unidas y directora operativa en Earth Law Center; y por último, Isela Salas Co-fundadora de Misión planeta .

Uno de los elementos importantes en la conversación fue la contribución de las nuevas generaciones en la construcción de la democracia , pues como mencionó Claudia Brindis, “Las infancias y las juventudes no solamente son nuestro futuro , sino el presente que hay que cuidar”, dado que la motivación para sensibilizar y generar empatía en ellos, así como la apropiación de los mecanismos de incidencia para con su entorno y el contexto global permitirá que las soluciones se vuelvan más inclusivas.

Los espacios de decisión, gobiernos, instituciones, empresas y diferentes actores han considerado al tema medioambiental en la agenda pública en un lugar muy relegado de las prioridades. A pesar de que existen seis Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) donde se contempla al medio ambiente , hay otros temas como seguridad, vivienda, desigualdad a los que se les da prioridad sin tomar en cuenta que dichos aspectos también tienen una relación intrínseca con el medio ambiente, el cuidado de la naturaleza y el planeta .

Los sistemas democráticos están basados ​​en la soberanía del pueblo y el poder de la demanda de acciones a sus gobernantes, sin embargo la crisis planetaria y comunitaria que existen hoy en día ha dejado al descubierto que es vital que la participación de todos los sectores de la sociedad incremente y funja como un elemento para solucionar los problemas en la agenda medioambiental, toda vez que es necesario un cambio sistémico el que se necesita para transformar lo que ha funcionado y lo que no, desde la manera en la que como concebimos a nosotros mismos ya la naturaleza, que como bien dijo Claudia Brindis“cambiar una visión antropocéntrica, una misión ecocéntrica”.

La protección al medio ambiente sufre desafíos importantes y hacer uso de la democracia como plataforma para impulsar la agenda medioambiental es uno de ellos, pues como mencionó Isela Salas, “permite el diálogo y respeto sin llegar al conflicto o violencia, lo que proporciona un mecanismo que otorga áreas de oportunidad para impulsar realidades y co-crear soluciones efectivas”, lo que permite contribuir a las mismas desde las necesidades apremiantes del medio ambiente.

De esta forma, impulsar a los agentes de cambio, definidos por Melina Bravo como “alguien que tiene las habilidades para contribuir al cambio acelerado desde tu espacio y entorno, así como la capacidad de ayudar a otros”, permitirá que sean accionadas diferentes actividades en pro de estos temas, así como implementar un enfoque transversal de derecho medioambiental , género, y diversidad.

Para ello, es necesario el trabajo colaborativo con representantes y gobiernos, toda vez que para generar un cambio del sistema debe hacerse desde dentro, teniendo en cuenta que involucrarse en la política va más allá de políticos y partidos políticos. Sin embargo, la construcción desde la sociedad civil también es importante para poder tener un impacto de incidencia real, uniendo esfuerzos.

Por último, Melina Bravo nos platicó de su programa gratuito : Regeneración, donde se seleccionarán a emprendedores y 15 proyectos con mayor impacto ambiental en México y Centroamérica con la intención de proporcionarles una plataforma para que los proyectos puedan escalar .

Más Información 🔗

Conferencia la Democracia del Planeta : https://n9.cl/lrfj26